El modelo económico neoliberal, el cambio y la variable ideológica

12 de Janeiro de 2018, por José Carlos Valenzuela Feijóo


Empecemos recordando una hipótesis clásica: “la ideología de la clase dominante, como regla funciona como ideología dominante a escala de la sociedad global.” Es decir, la ideología de “los de arriba” no sólo guía a la clase capitalista. También, ha penetrado a la clase trabajadora y configura buena parte de su visión del mundo, de sus creencias y valores. Cuando esta situación se da, se dice que el sistema opera con un muy alto grado de legitimidad: la mayor parte de la población lo considera “adecuado”, “el mejor posible”, “digno de apoyo”, etc.
 
El nivel de legitimidad que alcanza el sistema depende de diversos factores. En términos muy gruesos podemos señalar: a) el funcionamiento del sistema económico: ritmos de crecimiento del PIB (alto, medio, bajo, nulo), distribución del ingreso (equitativa, regresiva), niveles de ocupación (alta o baja cesantía), evolución de los niveles de vida etc.; b) funcionamiento del sistema político: ¿opera una democracia representativa? ¿Elecciones de dirigentes con cargo al sufragio universal y permanente?; c) funcionamiento del sistema ideológico-cultural: ¿cuál es el poder de la ideología de la clase dominante?